Cesta de la compra
  • CONSEJOS DE SEGURIDAD Y MANIPULACIÓN
    Hielo seco. Un producto
    seguro y fácil de aplicar

Consejos de seguridad y manipulación

El hielo seco, empleado adecuadamente, es un producto seguro y fácil de aplicar. Entender sus propiedades y comprender sus riesgos permite que aprovechemos sus múltiples ventajas con total seguridad.


¿Qué cantidad debo pedir?

Praxair recomienda que se hagan pedidos de hielo seco con la cantidad necesaria para su consumo inmediato o a corto plazo. El hielo seco se sublima en función de las propiedades termales del contenedor y del perfil de temperatura externa.


¿Puedo transportarlo yo mismo?

La sublimación de hielo seco en un vehículo de pasajeros puede producir la acumulación de concentraciones peligrosas de dióxido de carbono, que pueden provocar asfixia. Puede transportarse sin especiales medidas de ventilación, cuando el hielo seco se localiza en la caja cerrada y separada del vehículo. Al abrir la zona cerrada destinada a la carga con hielo seco, permita que se realice una buena ventilación durante 5 minutos antes de entrar.


¿Cómo debo emplearlo?

El Hielo Seco genera CO2 gas por sublimación, que puede provocar una rápida asfixia por sub-oxigenación.
La baja temperatura del Hielo Seco (-78,5ºC) puede causar una severa quemadura por contacto directo con piel y ojos.
Es obligatorio el empleo de guantes protectores adecuados. Se recomienda el empleo de gafas de seguridad, ropa larga que cubra las extremidades y zapatos protectores.
Si el hielo seco se ingiere accidentalmente, puede causar una lesión interior severa por quemadura. Nunca ponga Hielo Seco en las bebidas para enfriarlas.
Puede ocasionar quemaduras superficiales en los alimentos. Las botellas o latas de bebidas pueden explotar.
Sólo los adultos deben ocuparse de la manipulación del Hielo Seco.
Puede deteriorar los materiales de fijación del suelo. En su lugar, se recomienda emplear superficies de madera.

SI ME SOBRA, ¿CÓMO LO ALMACENO?

Un kilogramo de hielo seco se sublima en unos 0,5 metros cúbicos de gas de dióxido de carbono, dato a tener en cuenta para evitar su almacenamiento en recipientes herméticos o en cámaras donde una persona física pueda entrar.


El almacenamiento en contenedores herméticos o sellados, pueden originar la rotura del contenedor por sobrepresión.
El almacenamiento en cámaras de conservación de productos refrigerados o congelados, así como en cualquier área confinada sin la adecuada ventilación, puede provocar una sub-oxigenación ambiental con efectos letales.

¿CÓMO LO ELIMINO?

Permite que el Hielo Seco se sublime lentamente en un área bien ventilada, donde no sea posible la saturación del aire por CO2 gas
Puede deteriorar tuberías y materiales cerámicos.