Cesta de la compra
  • CARACTERÍSTICAS DEL HIELO SECO
    Descubre las sorprendentes
    características de nuestro producto

Características del hielo seco

No genera condensación en productos refrigerados, aporta un efecto bacteriostático y fungistático, no genera residuos, es fácil de aplicar y transportar, y no es tóxico.


¿Qué es el hielo seco? 

Se conoce con el nombre de hielo seco al dióxido de carbono (CO2) en estado sólido que, a presión atmosférica, se encuentra a una temperatura de -78,5 ºC. Se obtiene normalmente a partir del gas generado como subproducto de otros procesos industriales, como plantas de combustión o reacciones de fermentación. Su calificativo se debe a que al ceder sus frigorías, el CO2 sólido se sublima sin generar líquido, agua o humedad de ningún tipo. De hecho, al sublimarse se genera una atmósfera saturada de dióxido de carbono, que al ser un gas seco, tiende a reducir el grado de humedad en el ambiente. Esta característica es muy interesante cuando se trata de conservar productos sensibles a la humedad.


¿Cuáles son sus propiedades? 

Cuando el hielo seco intercambia su frío latente con el medio circundante, se transforma de sólido a gas sin pasar por estado líquido: este proceso de transformación se denomina sublimación. Cada kilogramo de hielo seco genera al sublimarse, 136 frigorías. El gas producido se encuentra a una temperatura de –78,5 ºC; este gas cede además 14-16 frigorías extra, lo que permite obtener hasta 152 frigorías por cada kilogramo de Hielo Seco.


¿Qué ventajas térmicas tiene frente al hielo de agua? 

A igualdad de peso, el hielo seco posee una capacidad refrigerante equivalente a  un 170% respecto al hielo de agua tradicional. Al ser la densidad del Hielo Seco superior a 1,5 Kg/dm3 y la densidad del hielo de agua igual a 0,95 Kg/dm3, resulta que a igualdad de volumen de hielo utilizado, el hielo seco posee una capacidad refrigerante equivalente a un 270% respecto al hielo tradicional. Esto implica que en aquellas aplicaciones en las que el volumen ocupado por el hielo es un factor crítico, el hielo seco constituye la mejor elección.


¿Qué otros efectos únicos posee? 

El hielo seco se considera como un agente bacteriostático y fungistático. Tras producirse su sublimación, se genera una atmósfera saturada de CO2 gas que ejerce una acción antimicrobiana; se ralentiza el desarrollo de bacterias, mohos y levaduras, contribuyendo así a una superior calidad de conservación de productos alimentarios y perecederos en general. Al generarse CO2 gas se obtiene una atmósfera inerte protectora, que desplaza el oxígeno del interior de envases y contenedores de transporte, lo que contribuye a mejorar la calidad microbiológica, evitar oxidaciones y mantener unas óptimas condiciones de conservación de perecedero.

Este sitio web utiliza cookies para ayudar a mejorar su experiencia en la navegación. Continuar navegando en nuestro sitio constituye su consentimiento al uso de cookies. Para más información, vea nuestra Política de privacidad y de cookies. Para más información, vea nuestra Política de privacidad y de cookies.
x